Puente colgante hoy en día en Descubre Getxo
Destacados, Lugares

El Puente Colgante de Bizkaia, Bizkaiko Zubia

¿Es tu primera vez por estos lados del mundo? Entonces te recomendamos que visites un puente muy especial:

El Puente Vizcaya (Bizkaiko Zubia, en euskera), Puente Colgante a secas o Puente Colgante al que a veces se le añada la extensión de Getxo o de Portugalete o incluso de Bilbao, o Puente Palacio (en honor a su arquitecto), es un puente transbordador de peaje tanto para personas como para vehículos, diseñado entre 1887 y 1893 y que une las dos márgenes de la ría del Nervión en Bizkaia. Fue inaugurado el 28 de Julio 1893, siendo el primero de su tipología en el mundo, el primer puente transbordador construido de estructura metálica.

El primer puente colgante en Descubre Getxo

Su construcción se debió a la necesidad de unir los balnearios de Getxo y Portugalete, existentes en ambas márgenes de la ría Nervión, destinados a la burguesía industrial y a los turistas de finales del siglo XIX. Pero todo esto, claro está, sin interrumpir la navegación de uno de los puertos fluviales con más activo tráfico naval de Europa en esa época.

El puente tiene 61 metros de altura y 160 metros de longitud. Se trata de un puente colgante con una barquilla transbordadora para el transporte de vehículos y pasajeros. Fue el primer puente de este tipo construido en el mundo y por ello sirvió de modelo de numerosos puentes construidos en Europa, África, y América. Este Puente Colgante es considerado actualmente el puente transbordador en servicio más antiguo del mundo.

Ferdinan Joseph Arnodin
Alberto Palacio y Elissague

El diseño fue obra del vizcaíno Don Alberto Palacio  Elissague, conocido también por su participación en la construcción del Palacio de Cristal del Parque del Retiro, en Madrid y discípulo y colaborador del francés Gustave Eiffel, el autor de la célebre torre parisina con la que el puente guarda cierto parecido. El ingeniero francés Don Ferdinand Joseph Arnodin se hizo cargo de la construcción de la obra, y el empresario textil bilbaíno Don Santos López de Letona fue el principal valedor y financiador del proyecto.

Elissague, realizó un minucioso trabajo, analizando prácticamente la totalidad de las opciones disponibles en la época: transbordador sobre carriles, barcazas y gabarras flotantes y todo tipo de puentes: giratorios, levadizos, basculantes, submarinos, elevados, etcétera

En sus primeros años el puente disponía de dos clases de pasaje en la barquilla, separadas por una red. Los pasajeros de primera disfrutaban de tres filas de bancos cubiertos, situados a ambos lados de la barquilla, mientras que los de segunda debían compartir la parte central descubierta con carruajes, mercancías y ganado.

El puente colgante en descubre getxo

Años después, a mediados de 1937, durante la Guerra civil española, los ingenieros del republicano Ejército del Norte recibieron la orden de destruir todos los pasos sobre la ría de Bilbao, con el fin de detener el avance de las tropas franquistas. Así que el 17 de junio de ese mismo año, poco antes de cumplir 44 años en pie, se derribó el travesaño que se precipitó sobre las aguas y el puente tuvo que ser reconstruido el 19 de junio de 1941.

Hoy en día ya lo podemos vez totalmente restaurado y magnifico en medio de la ría y además con un color relativamente nuevo que fue escogido con la ayuda de los lectores del El Correo.

El puente tiene dos formas para cruzarse, la primera es mediante su plataforma móvil en la parte inferior, que en un minuto y medio y con una frecuencia de transbordo de 8 minutos, realiza trayectos de una orilla a otra transportando tanto vehículos como personas a pie, un viaje ronda entre los 0,40€ y 1,65€ para personas (también se puede pagar con el Creditrans) y entre 0,70€ y 14,00€ para bicis y automóviles, dependiendo la hora del servicio ya que es ininterrumpido todos los días del año. Encontrareis mas información detalla de precios en este enlace.

El otro camino es subiendo a lo alto del mismo, donde hay una pasarela que permite cruzarlo a pie con un coste standard de 9€ con audioguía. Personalmente, esta opción hay que hacerlo una vez en la vida, se aprende mucho sobre este puente y además desde arriba las vistas son preciosas y se alcanza a ver mucha extensión de la ciudad. Lo mejor para no dejarse nada sin ver es cruzar primero por un sitio y volver después por el otro.

No podemos olvidarnos de que existe otra opción para cruzar la ría, en gasolino. Un barquito verde que verás que anda cruzando la ría muy cerca del puente. Este viaje nos sirve, por ejemplo, para los amantes de la fotografía, porque nos da la opción de sacar una instantánea del puente en todo su esplendor por 0,25€ el viaje.

Puente Bizkaia es desde el 13 de julio de 2006 el único monumento de Euskadi incluido en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO elegido entre un total de 37 candidaturas, y es el único incluido dentro de la categoría de Patrimonio Industrial de todo el Estado. La Unesco considera al Puente de Vizcaya como una de las más destacadas obras de arquitectura del hierro de la Revolución Industrial y destacó su uso innovador de los cables de acero ligero trenzado.

En el programa Tu Edificion Favorito de EITB, Unai Basurko nos habló muy bien de este singular transbordador. Aquí os dejamos el enlace para lo que veaís.

About the author

Related Posts

Leave a Reply