Eventos en Getxo

Entrega y pasión en la trigésima edición del Festival Internacional de Folk de Getxo

La banda por antonomasia de la cultura vasca, Oskorri, aportó el broche final al Festival Internacional de  Folk de Getxo que finalizó el pasado domingo en su trigésimo primera edición. Las jornadas de los conciertos se desarrollaron con una gran entrega por parte del público,  donde las entradas de la banda celta Gwendal y el grupo Oskorri quedaron agotadas.

Entrega, pasión, dedicación, alma y mucho amor al arte y a la cultura; es lo que demostraron los artistas que pasaron por el escenario durante estos cuatro días. Estrella Morente fue la encargada de abrir el festival de una forma elegante y sensible que dejó al público absorbido de luz; le siguió Goran Bregovic con su banda de bodas y funerales; en el ecuador, Gwendal,  nos impresionó con su actuación en la que contó con numerosos colaboradores: Xabi Aburruzaga con la trikitixa, el flautista Rubén Diez; y los gaiteros, Anso Lorenzo y Rubén Alba.

Por último, Oskorri, se despidió a lo grande en la que será su última gira, ante la gran acogida del público. A última hora la carpa se abrió para dar paso a una gran fiesta a la que se unieron el resto de getxotarras que también se disfrutaban de la música de la banda tras las cortinas de la gran función que protagonizó el grupo bilbaíno.

Durante el festival pudimos disfrutar de una Estrella Morante llena de energía y alma en la representación de su último trabajo “Autorretrato”. La cantante dio fin al concierto con una maravillosa versión de “Volver” de Carlos Gardel y de colofón soltó aquello de “ustedes me habéis dado lo mío, así que yo voy a daros lo vuestro” y se animó, a capela, con una canción dedicada a todos los Bilbaínos, de los que dijo que son una gente “muy sensible” que le da un gran valor al flamenco y a la cultura. Goran Bregovic hizo mover al público con su gran banda de bodas y funerales en la que la fusión protagoniza la escena con fanfarria de metales y un bombo atronador que hace mover los pies de manera irremediable. Por su parte Gwendal, la histórica banda de la música celta, llenó el recinto agotando entradas, y ofreció los asistentes un sinfín de sonidos perfectamente encajados, de los que podremos disfrutar cuando el DVD (grabado del concierto) dé el pistoletazo de salida.

Dentro de los conciertos gratuitos, que completaron este festival, se encontraban Viedren y el trío de voces a capela de Aire Ahizpak, pasando por el flamenco de Salao y los ritmos del acordeonista Andrés Penabab.

Todas estas actuaciones estelares fueron rematadas por Oskorri, un Oskorri que consiguió la gran ovación del los presentes y los no presentes, en un concierto épico que pasará a la historia del pueblo de Getxo, ¡Hauxe da despedida!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

About the author

Related Posts

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.