Vista del molino de Aixerrota @oihanaoh
Lugares

Molino de Aixerrota

Queremos daros la bienvenida a este nuevo apartado, donde os hablaremos un poco de las cosas que podemos encontrarnos en nuestro municipio, puntos de interés, edificios, rincones, un poco de historia, en definitiva, aquello que hace de Getxo un municipio diferente a todos los demás.

Molino de Aixerrota

Empezamos este apartado con el Molino de Aixerrota. Una edificación antigua y emblemática de Getxo. De hecho es, en cierto modo, un símbolo del municipio y por eso el ayuntamiento utiliza frecuentemente una replica en miniatura del mismo como premio para personas y asociaciones que destacan por sus actividades culturales y benéficas.

El nombre de Aixerrota viene del euskera “molino de viento” y deriva de las palabras Aixe (aire, viento, en euskera) y errota (girar, molino).

La construcción de este edificio fue motivada por la sequía que azotó Bizkaia a principios del siglo XVIII y que inhabilitó los molinos de agua tradicionales de la zona. Es el único de los antiguos molinos que existieron en Getxo que aún continúa en pie. Su construcción se llevó a cabo entre los años 1726 y 1727 coincidiendo con la de otros molinos de estas características documentados en Bizkaia y de los que se conservan, además de éste, el de Artxanda, el de Abadiño, en el barrio Larrigan y el de Ispaster.

Durante los pocos años en los que estuvo funcionando el molino de Aixerrota se dedicó́ principalmente a la molienda de maíz y de piensos. Producía dos tipos de harina: la fina (“artourune”) para la elaboración del “talo”, y la ordinaria (“arto- birrine”), destinada a la alimentación del ganado y de las aves de corral.

En la primera planta se ubicaban la muela o las muelas ya que existen datos que apuntan a la existencia de dos moliendas y la parte superior estaba destinada a la maquinaria.

El primer dato histórico que hace referencia a la propiedad del molino de viento está fechado el 28 de marzo de 1725 y alude a la venta de una heredad de 25 peonadas (6.646m2) en el paraje de la anteiglesia de Getxo conocido por Armendiatxa o Azalarieta.

Este terreno, perteneciente al caserío Subyaga- Etxebarria, fue vendido en 3.060 reales y 25 maravedís a un acaudalado comerciante de la villa de Bilbao pero de origen irlandés, Edmundo Shee, quien edificó en el lugar el molino de viento.

Hacia el año 1787 se encontraba ya en desuso, y se usó como vivienda durante el resto de siglo y el siguiente.

 

El molino de Aixerrota, al igual que el resto de los molinos vizcaínos, es de una estructura relativamente original. No es cilíndrico como los molinos de la Mancha, ni ventrudo y barroco, como los construidos con madera en los países nórdicos. El molino de Aixerrota arquitectónicamente es de forma troncocónica, realizado mayoritariamente en mampostería, y pertenece al tipo de torre, con eje horizontal, que solían tener cubierta giratoria manipulable desde el exterior.

Actualmente una empresa hostelera regenta esta entrañable edificación. Ha sido totalmente restaurado y aloja una galería de arte y un restaurante de reconocido prestigio. Desde aquí podemos apreciar las extraordinarias vistas sobre el Abra y el Superpuerto; la silueta del monte Serantes destaca al frente; Punta Lucero al oeste y Arrigunaga a nuestros pies.

Horario de visitas: Todos los día excepto los miércoles, de 13.15 a 21.30 h.

About the author

Related Posts

Leave a Reply