Santi Montage de Primital en Descubre Getxo
Son de Getxo

Santi Ibarretxe: Universo Primital

Santi Ibarretxe nació en Bilbao, en el seno de una gran familia de diez hermanos, marcada por la afición de sus miembros a las diferentes artes (música, escritura, cine…). Creció en Las Arenas rodeado de amor y aprobación y de niño, como mandaban los cánones de la época, empezó con piano y solfeo, así, en plan clásico. En su casa, todo el mundo chapurreaba la guitarra española pero Juanan, el hermano mayor tocaba en un grupo y a Santi esto le parecía el “nova más”.

La llegada de la adolescencia vino acompañada del clásico chute de testosterona que la naturaleza surte a los chicos y del enganche a una disciplina musical que va a marcar toda su vida: el Jazz. ¿Cómo? Con un disco de Tete Montoliu: “El jazz se presento en mi vida con una riqueza rítmica y armónica que me apasionaba. Eso era lo que yo quería hacer! Dejaba los deberes del cole y en su lugar me pasaba las horas tocando encima de discos de jazz y brasileño. Disfrutaba muchísimo y todo estaba por descubrir….todavía lo esta en realidad”.

Corría los ochenta, cuando un buen día abrieron un pub en Las Arenas el “Intermezzo” (actual “El Comercio” de c/Las Mercedes) con música en directo y donde los lunes los dedicaban a jam sessions de jazz: “allí me pasé todos los primeros días de la semana, de los 16 a los 24, es decir: ocho años tocando y aprendiendo a improvisar. Fue una época preciosa!” asegura. El Intermezzo fue clave para la escena jazz de Bilbao y Bizkaia. De ahí salieron formaciones como Pork Pie Hat, Duo a el niño, compañeros de viaje para Santi como Carlos John, Fran Rubio, Carlos Gracia etc…” la verdad,no éramos muchos los jóvenes jazzistas en Bilbao”, puntualiza.

Si hay algo que siempre ha caracterizado a Santi, es su impulsividad, su entender la vida de una manera diferente al resto y su determinación en lo que quiere hacer y ser: “A los 24 años y enamorado de la madre de mi primera hija , Teresa, partí de casa con valentía e ilusión hacia Dinamarca. En Copenhague curse estudios de jazz y me curtí como músico versátil y cantante, algo que en realidad siempre hice, cantar. Recuerdo los paseos por Zugazarte con mi perrita Yerba, cantando, improvisando y creando mundos maravillosos en mi fantasía”, explica. Allí tocó con mil grupos de todo tipo, como saxofonista, flautista o cantante y recuerda especialmente “Taxi”, una banda que formó con su amigo Gonzalo Elexpuru: “hacíamos rumba-salsa. Fue divertidísimo y la verdad es que llegamos a ser bastante reconocidos ”.

Diez años después, un buen día Fran Rubio ( otro crack de las teclas de entonces) le llamó ofreciéndole tocar en un programa de TV en Madrid “y sin pensarlo volví. Ahora vivo en la Sierra.”

Santi Ibarretxe de Primital en Descubre Getxo

Por aquel entonces, una servidora, se encontraba haciendo un curso en Madrid y visité a Santi. Tenía montado el estudio de grabación en el salón de su casa y me enseñó las maquetas de Primital, su primer álbum. Aquello sonaba ¡¡excéntrico, y genial!!: “Primital era mi destino natural, mis oídos ansiaban algo nuevo, que te divierta de verdad. Me di cuenta que lo que me importa no es lo que dice una letra, sino como suena en si misma. De ahí la libertad lingüística de Primital: Echimani kulow biririnu daaaaa… por ejemplo. Nunca me fijo en lo que significa una letra. No lo digo como virtud, sino como un hecho. Ya hay muchos otros que eso lo hacen muy bien. Es la música en si lo que me Mola, la vivencia extrasensorial pura.”

¡Por fin! en el 2004 ve la luz Primital, con Nuevos Medios, una discográfica muy selecta. El álbum abre al mundo ese universo musical surrealista que caracteriza a Santi y muestra la experimentación vocal de un músico tremendamente preparado y completo. Primital marcará un antes y un después en su vida, tanto es así que ahora va a por el tercer disco: Primital Trek.

Primital en Descubre Getxo

El próximo 27 de Febrero Santi vuelve a casa. Actuará en Escuela de Música Andrés Isasi con PRIMITAL BROS:” la versión acapella del concepto Primital. Cuatro voces, humor y un repertorio original que recorre músicas del mundo: Pedro Herrero, Adrian Garcia Soto, Iñigo Garcia y un servidor. Haremos una obra músico teatral disparatada llamada -El experimento-. Cuatro cobayas humanos pasan diversos viajes juntos”.

A sus 51 años Santi ha vuelto a ser Aita y trabaja, entre otras cosas, con Victor Manuel y con quien haga falta, eso si, en la música. Dice que recuerda los bollos de mantequilla, El abra, la Ria…”y esos paseos hasta el faro! Amo mi tierra y sus tierristas”.

About the author

Related Posts

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.